miércoles, 6 de febrero de 2013

Julio 9

9 de Julio / Die 9 Julii.  Septimo Idus Julii.

En Roma, junto a la fuente siempre manante, el triunfo de los santos Mártires Zenón y otros diez mil doscientos tres.
Romae, ad Guttam jugiter manantem, natalis sanctorum Martyrum Zenonis, et aliorum decem millium ac ducentorum trium. 



En Gortina de Creta, san Cirilo, Obispo, que en la persecución de Decio, por orden del Presidente Lucio, fue arrojado a la hoguera, pero quemados solamente los cordeles y saliendo él ileso del fuego, asombrado con tal milagro el Juez, le dejó libre; mas, volviendo el Santo a predicar con el mismo valor y ánimo la fe de Cristo, fue por el mismo Juez preso y degollado.
Gortynae, in Creta, sancti Cyrilli Episcopi, qui, in persecutione Decii, sub Lucio Prseside, flammis est injectus, et, cum ab igne,  incensis vinculis, illaesus evasisset, ac stupore tanti miraculi a Judice dimissus
esset, rursus ab eodem, pro instanti et alacri fidei praedicatione facta de Christo, comprehensus et capite plexus est.


En Briela de Holanda, el triunfo de diecinueve Mártires llamados Gorcomienses; de ellos, nueve Sacerdotes y dos Legos, eran Frailes Menores, cuatro Presbíteros seculares, dos Premonstratenses, un Canónigo Regular de san Agustín y un Dominico. Todos ellos, por defender la autoridad de la Iglesia Romana y la presencia real de Cristo en la Eucaristía, después de padecer de parte de los herejes calvinistas muchos tormentos e injurias, finalmente colgados de una viga y estrechada con un lazo la garganta, consumaron su combate. El Papa Pío IX los puso en el número de los santos Mártires.
Brilae, in Hollandia, passio novemdecim Martyrum, Gorcomiensium nuncupatorum; quorum ex numero novem Sacerdotes ac duo Laici erant Fratres Minores, quatuor Presbyteri saeculares, duo Praemonstratenses, unus Regularis Canonicus sancti Augustini, et unus Dominicanus. Hi omnes, obtuendam Ecclesiae Romanae auctoritatem et realem  Christi in Eucharistia praesentiam, a Calvinianis haereticis varia ludibria et tormenta perpessi, tandem, intrabem acti, agonem suum, adstrictis laqueo faucibus, consummarunt; et a Pio Nono, Pontifice Maximo, inter sanctos Martyres relati sunt.


En la ciudad de Tora, junto al lago Velino, el suplicio de los santos Anatolia y Audaz, en tiempo del Emperador Decio. Anatolia, Virgen de Cristo, después de curar milagrosamente de varias enfermedades a muchos por toda la provincia de la Marca de Ancona y convertirlos a Cristo, fue por orden del Juez Faustiniano, de muchas maneras atormentada, y con no recibir daño de una serpiente que la echaron, hizo cristiano a Audaz; por fin, extendidas las manos en oración, fue atravesada con una espada. También Audaz, detenido en la cárcel, fue inmediatamente con la pena de muerte coronado.
In civitate Thora, apud lacum Velinum, item passio sanctorum Anatoliae et Audacis, sub Decio Imperatore. Ex his Anatolia, Christi Virgo, postquam plurimos per totam Piceni provinciam variis languoribus affectos curasset et in Christum credentes fecisset, Judicis Faustiniani jussu diversis poenarum generibus est vexata, et, cum ab immisso serpente libera evadens Audacem convertisset ad fidem, novissime, extensis manibus orans, gladio transverberata est; Audax quoque, in custodiam traditus, sine mora sententia capitali coronatur.

En Alejandría, los santos Mártires Patermucio, Copretes y Alejandro, que fueron muertos en el imperio de Juliano Apóstata.
Alexandriae sanctorum Martyrum Patermuthii, Copretis et Alexandri; qui sub Juliano Apostata caesi sunt.

En Mártula de Umbría, san Briccio, Obispo y Confesor, el cual, de orden del Juez Marciano, padeció mucho por la confesión del Señor, y habiendo convertido a Cristo una gran multitud del pueblo, Confesor descansó en paz.
Martulae, in Umbria, sancti Brictii Episcopi, qui, sub Marciano Judice, ob confessionem Domini, multa passus est; ac tandem, cum magnam populi multitudinem ad Christum convertisset, Confessor in pace quievit.


En Tiferno de Umbría, santa Verónica de Julianis, Virgen, natural de Mercatello, ciudad de la diócesis de Urbino, Monja de la segunda Orden de san Francisco y Abadesa del monasterio de Tiferno; la cual, ilustre por su intenso deseo de padecer y por las demás virtudes y dones celestiales, fue por Gregorio XVI Papa asociada al colegio de las santas Vírgenes.
Tiferni, in Umbria, sanctae Veronicae de Julianis Virginis, in Urbaniensis dioecesis oppido Mercatello natae, Monialis e secundo sancti Francisci Ordine ac Tifernatis Asceterii Abbatissse; quam, insigni patiendi stiidio, ceterisque virtutibus, et caelestibus charismatibus illustrem, Gregorius Papa Decimus sextus in sanctarum Virginum collegium adscripsit.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario