miércoles, 20 de febrero de 2013

Enero 10

10 de Enero / Die 10 Januarii.  Quarto Idus Januarii. 


En la Tebaida, el nacimiento para el cielo de san Pablo, primer Ermitaño, Confesor, el cual desde la edad de dieciséis años permaneció solo en el yermo hasta los ciento trece; cuya alma vio san Antonio, entre coros de Apóstoles y profetas, se llevada por los Ángeles al cielo. Su fiesta se celebra el 15 del presente mes.
In Thebaide natalis beati Pauli, primi Eremitae, Confessoris, qui, a sextodecimo aetatis suae anno usque ad centesimum decimum tertium, solus in eremo permansit; cujus animam, inter Apostolorum et Prophetarum choros, ad caelum ferri ab Angelis sanctus Antonius vidit. Ejus autem festivitas decimo octavo Kalendas Februarii celebratur.

En Chipre, san Nicanor, que fue uno de los siete primeros Diáconos; y admirable por la gracia de la fe y por la santidad, fue gloriosísimamente coronado.
In Cypro beati Nicanoris, qui fuit unus de septem primis Diaconis; atque, gratiafidei et virtute admirandus, gloriosissime coronatus est.


En Roma, san Agatón, Papa, el cual, esclarecido en santidad y doctrina, murió en paz.
Romae sancti Agathonis Papae, qui, sanctitate et doctrina conspicuus, quievit in pace.


En Bourges de Aquitania, san Guillermo, Obispo y Confesor, insigne en virtudes y milagros, que fue canonizado por el Papa Honorio III.
Bituricis, in Aquitania, sancti Willhelmi, Episcopi et Confessoris, signis et virtutibus clari; quem Honorius Papa Tertius in Sanctorum canonem adscripsit.


En Milán, san Juan Bueno, Obispo y Confesor.
Mediolani sancti Joannis Boni, Episcopi et Confessoris. 

En Constantinopla, san Marciano, Presbítero.
Constantinopoli sancti Marciani Presbyteri. 


En el monasterio de Cosenza, en Francia, la dichosa muerte de san Pedro Urséolo, Confesor, antes Dux de Venecia y después Monje de la Orden de san Benito, célebre por su piedad y virtudes.
In rnonasterio Cuxanensi, in Gallia, natalis sancti Petri Urseoli Confessoris, qui, antea Venetiarum Dux et deinde Monachus ex Qrdine sancti Benedicti, pietate et virtutibus claruit.


En Arezzo de Toscana, el beato Gregorio X, natural de Placencia, que de Arcediano de Lieja elegido Papa, celebró el Concilio segundo de Lyon, y por haber recibido a los Griegos en la unidad de la fe, compuesto las discordias de los cristianos y emprendido la reconquista de la Tierra Santa, fue benemérito de la Iglesia universal, que gobernó santísimamente.
Aretii, in Tuscia, Beati Gregorii Decimi, civis Placentini, qui, ex Archidiacono Leodiensi Summus Pontifex renuntiatus, Concilium Lugdunense secundum celebravit, Graecisque ad unitatem fidei receptis, compositis Christianorum dissidiis, Terrae Sanctae recuperatione instituta, de universali Ecclesia, quam sanctissime gubernavit, optime meritus est.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada