martes, 5 de febrero de 2013

Junio 2

2 de Junio / Die 2 Junii. Quarto Nonas Junii. 


En Roma, el triunfo de los santos Mártires Marcelino, Presbítero, y Pedro, Exorcista, los cuales, en tiempo de Diocleciano, por enseñar a muchos en la cárcel la doctrina cristiana, después de crueles prisiones y varios tormentos, fueron degollados por el Juez Sereno en un lugar, que se llamaba Selva Negra, y en adelante mudando el nombre, a honra de estos Santos, se llamó Selva Blanca. Sus cuerpos fueron sepultados en las catacumbas junto a san Tiburcio, y el Papa san Dámaso honró más tarde su sepulcro con un epitafio en verso.
Romae natalis sanctorum Martyrum Marcellini Presbyteri, et Petri Exorcistae, qui, sub Diocletiano, cum multos in carcere ad fidem erudirent, ideo, post dira vincula et plurima tormenta, a Sereno Judice decollati sunt in loco qui dicebatur Silva Nigra; quae deinde, in honorem Sanctorum, commutato nomine, Silva Candida appellata est. Horum corpora in crypta, juxta sanctum Tiburtium, sepulta sunt; eorumque sepulcrum sanctus Damasus Papa versibus postea exornavit.


En Campania, san Erasmo, Obispo y Mártir, que, en tiempo del Emperador Diocleciano, azotado primero con plomadas, después despiadadamente apaleado, y bañado luego con resina, azufre, plomo, pez, cera y aceite hirviendo, quedó ileso; más tarde, imperando Maximiano, fue nuevamente atormentado en Formio con diversos y atroces suplícios; pero conservole Dios la vida para que confortase a los demás; por último, llamándole a Sí el Señor, murió santamente con la corona de los Mártires. Su cuerpo fue más tarde trasladado a Gaeta.
In Campania sancti Erasmi, Episcopi et Martyris. Hic, sub Diocletiano Augusto, primum plumbatis caesus, deinde fustibus graviter mactatus, post resina, sulphure, plumbo, pice, cera oleoque perfusus, illaesus apparuit; deinde Formiis, sub Maximiano, diversis atque immanissimis suppliciis iterum tortus, sed ad confirmandum ceteros a Deo servatus; tandem, vocante Domino, martyrio clarus, sanctofine quievit. Ipsius autem corpus Cajetam postea translatum est.


En Lyon de Francia, los santos Mártires Potino, Obispo, Santo, Diácono, Vecio epágato, Maturo, Póntico, Átalo, Alejandro y Blandina, con otros muchos, cuyos esforzados y repetidos combates, en tiempo de Marco Aurelio Antonino y de Lucio Vero refiere una carta de la Iglesia de Lyon a las de Asia y Frigia. Entre estos santos, Blandina, de sexo más frágil, de cuerpo más débil y de condición más humilde, sufrió más largos y crueles tormentos, y, permaneciendo siempre constante, y siendo degollada, siguió a los demás, a quienes había animado al martirio.
Lugduni, in Gallia, sanctorum Martyrum Pothini Episcopi, Sancti Diaconi, Vetii epagathi, Maturi, Pontici, Biblidis, Attali, Alexandri et Blandinae, cum aliis multis; quorum fortia et iterata certamina, tempore Marci Aurelii Antonini et Lucii Veri, Ecclesiae Lugdunensis epistola, ad Ecclesias Asiae et Phrygiae scripta, recenset. In his sancta Blandina, sexu infirmior, corpore imbecillior, conditione dejectior, diuturniora et acerbiora certamina subiens, et fortis adhuc permanens, gladio jugulata, ceteros secuta est, quos hortabatur ad palmam.


En la isla de Proconeso de la Propóntide, san Nicéforo, Obispo de Constantinopla, el cual, defendiendo acérrimamente las tradiciones paternas en favor del culto de las sagradas imágenes, se opuso constantemente a León Armenio, Emperador Iconoclasta, y por él relegado al destierro, allí mismo después de catorce años de un prolongado martirio, pasó al Señor.
In insula Proconneso, in Propontide, sancti Nicephori, Episcopi Constantinopolitani, qui, paternarum traditionum propugnator acerrimus, pro cultu sanctarum Imaginum se Leoni Armeno, Imperatori Iconoclastae, constanter opposuit; a quo mulctatus exsilio, ibidem, cum per quatuordecim annos longum duxisset martyrium, migravit ad Dominum.



En Roma, san Eugenio I, Papa y Confesor.
Romae sancti Eugenii Primi, Papae et Confessoris. 


En Trani de la Pulla, san Nicolás, Peregrino Confesor, cuyos milagros fueron leídos en el Concilio Romano que presidió san Urbano II Papa.
Trani, in Apulia, sancti Nicolai Peregrini Confessoris, cujus miracula in Concilio Romano, cui beatus Urbanus Papa Secundus praefuit, recitata sunt.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario