viernes, 1 de febrero de 2013

Marzo 25

25 de Marzo / Die 25 Martii. Octavo Kalendas Aprilis. 


La Anunciación de la beatísima Virgen María, Madre de Dios.
Annuntiatio beatissimae Virginis Genitricis Dei Mariae. 


En Jerusalén, la conmemoración del santo Ladrón, que, habiendo en la cruz confesado a Cristo, mereció oír de Él: «Hoy estarás conmigo en el Paraíso».
Hierosolymis commemoratio sancti Latronis, qui, in cruce Christum confessus, abeo meruit audire: « Hodie mecum eris in paradiso ».


En Roma, san Quirino, Mártir, que en tiempo del Emperador Claudio, despojado de sus bienes, sufrida la hediondez de la cárcel y el tormento de muchos azotes, fue degollado y arrojado al Tíber; pero, hallado por los Cristianos en la isla Licaonia, que más tarde se llamó de san Bartolomé, fue sepultado en el cementerio de Ponciano.
Romae sancti Quirini Martyris, qui, sub Claudio Imperatore, post facultatum  amissionem, post carceris squalorem, post multorum verberum afflictionem, gladio interfectus est et in Tiberim projectus; quem Christiani, cum in insula Lycaonia (quae postea sancti Bartholomaei dicta est) invenissent, in coemeterio Pontiani condiderunt.

En Roma también, doscientos sesenta y dos santos Mártires.
Item Romae sanctorum ducentorum sexaginta duorum Martyrum.

En Sirmio, el suplicio de san Ireneo, Obispo y Mártir, el cual, en tiempo del Emperador Maximiano, y presidiendo Probo, primeramente vejado con atrocísimos suplicios, después torturado muchísimos días en la prisión, y finalmente decapitado, consumó el martirio.
Sirmii passio sancti Irenaei, Episcopi et Martyris; qui, tempore Maximiani Imperatoris, sub Praeside Probo, primum tormentis acerrimis vexatus, deinde diebus plurimis cruciatus in carcere,novissime, abscisso capite, consummatus est.

En Nicomedia, santa Dula, esclava de un soldado, la cual, perdiendo la vida por conservar la castidad, mereció la corona del martirio.
Nicomediae sanctae Dulae, cujusdam militis ancillae, quae, ob castitatemservandam occisa, martyrii coronam promeruit.

En Laodicea, junto al Líbano, san Pelayo, Obispo, el cual, en tiempo de Valente, sufrió el destierro y otros trabajos por la fe católica; pero al fin restituido a su sede, descansó en el Señor.
Laodiceae, ad Libanum, sancti Pelagii Episcopi, qui, ob fidem catholicam, tempore Valentis, exsilium et alia passus est; ac tandem, in sedem suam restitutus, quievit in Domino.


En Aindre, isla del río Loira, san Ermelando, Abad, cuya gloriosa vida se recomienda por sus insignes milagros.
In Antro, insula Ligeris fluminis, sancti Hermelandi Abbatis, cujus gloriosa conversatio insigni miraculorum praeconio commendatur.

En Pistoya de Toscana, los santos Confesores Baroncio y Desiderio.
Pistorii, in Tuscia, sanctorum Confessorum Barontii et Desiderii.


En Montefiascone, santa Lucía Filippini, Fundadora del Instituto de Maestras Pías que lleva su nombre, benemérita de la Cristiana educación de las niñas y mujeres principalmente pobres; a la cual el Papa Pío XI puso en el número de las santas Vírgenes.
Faliscoduni sanctae Luciae Filippini, Fundatricis Instituti Magistrarum Piarum ab ejus cognomine nuncupatarum, de Christiana puellarum et mulierum, praesertim pauperum, eruditione optime meritae, quam Pius Papa Undecimus inter sanctas Virgines retulit.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario